Mejora urbanística sector histórico “Arco-Nevero”, Yátova (Valencia)

Mejora urbanística sector histórico “Arco-Nevero”, Yátova (Valencia)

Pozo de nieve. Estado actual | Mejora urbanística sector histórico Arco Nevero Pozo de Nieve Yátova

Promotor: Ayuntamiento de Yátova (Valencia)
Ubicación: c/ Arco, c/ Pozo las Nieves y Pozo de Nieve, Yátova,  Valencia, España
Año proyecto: 2016
Área intervención:  956,25 m²

Colaboradores:
Salvador Lara Ortega (arquitecto)
Néstor Marco Montañana (arquitecto)
Enrique Marín González (arquitecto técnico)

Introducción

Hasta pasada la mitad del siglo XIX no había otra fuente de frío más que el natural, y en el área mediterránea éste era producido por excelencia con la nieve.

Sobre estos pequeños cristales de hielo se asentó un sólido comercio del frío muy activo y completamente estructurado ya a finales del s. XVI, que necesariamente iba ligado a toda una red de depósitos de nieve allí donde se recogía para ser posteriormente trasladada a los centros de consumo.

Estos pozos de nieve representan, además del valor patrimonial como edificación y como elemento propio de arquitectura rural, un ejemplo de colonización del territorio capaz de transformar los parajes donde se ubican.

Sin embargo, su valor no únicamente reside en cuestiones materiales, ya que su lectura como documento histórico y etnológico nos acerca al conocimiento sobre técnicas constructivas, procesos de elaboración, herramientas, transporte, así como sociales con las relaciones que a raíz de la actividad comercial se establecieron entre las sociedades de montaña y costera, o la gran influencia sobre la toponimia.

Descripción del Pozo de Nieve y particularidades de caso

Pozo de nieve. Acceso actual | Mejora urbanística sector histórico Arco Nevero Pozo de Nieve Yátova

Los autores J. Cruz y J. Mª. Segura, describían a mitad de la década de los 90 en su inventario de Pozos de Nieve “El comercio de la Nieve. La red de pozos de nieve en las tierras valencianas”, publicado por la Dirección General de Patrimonio Artístico de la Conselleria de Cultura, Educació i Ciéncia, el Pozo de Nieve de Yátova de la siguiente manera:

Nevera de planta circular de 6 m de diámetro exterior. La parte exenta de la construcción corresponde, aproximadamente, al tercio superior (puerta de acceso y cúpula) de una altura de entre 5 y 6 m. Los sectores NE y S se hallan en sendos patios, cuyos muros de cierre se apoyan en la Nevera, Los sectores N y NW recaen sobre una zona de huertos. Construida con mampostería bastamente careada de roca caliza ligada con mortero; también hay algún ladrillo macizo y bloques de toba. El interior del pozo estaba revocado.

El diámetro interior, al nivel inferior de la puerta de acceso, es de 5,30 m. El pozo fue terraplenado en la década de 1940. Su profundidad, a partir del actual nivel, puede estimarse entre 5 y 8 m. La altura actual hasta el centro de la cúpula es de 4,85 m. La cubierta es de falsa bóveda. En 1989 se procedió a una intervención en su parte exterior para eliminar filtraciones. Se construyó un “testero” de hormigón armado y desagües.

El depósito muestra tres aberturas. Una puerta de acceso, orientada al SSW de 1,90 m de altura y 1,60 m de anchura, cubierta con arco de medio punto. Es el actual acceso al interior. Encima de la puerta hay una pequeña ventana de 0,60 x 0,40 m, con una gran losa plana de dintel. Por último, un acceso orientado al NNW, actualmente tapiado con ladrillo. Está cubierto por arco de medio punto y por un dintel de roca que sostiene una pieza metálica donde se colgaba la polea para facilitar la extracción de nieve. En la parte exterior del depósito, encima de la abertura orientada al NNW hay en el muro un bloque labrado en forma de escudo con una figura de ave con las alas abiertas. Se desconoce la fecha de construcción. Por su tamaño y emplazamiento cabe pensar que abastecía a la población de Yátova u otras localidades comarcales.

Transcurridos poco más de 20 años, podemos ratificar la descripción que en su momento se realizaba, identificándose todos los elementos reseñados y no habiéndose encontrado ningún indicio o documento que desmienta las hipótesis planteadas.

Propuesta de intervención Pozo de Nieve

Se procederá al vaciado del pozo y en función de los resultados se marcarán las pautas de la intervención.

  • Así, en función de la aparición de acceso inferior se recuperará el nivel exterior del terreno y en consecuencia la urbanización del entorno.
  • Caso similar supondría la aparición del sistema de drenaje original.
  • En su defecto, se estudiará la adecuación del entorno para la observación de la ventana norte a una cota superior.

Con estas premisas, se ha previsto en el proyecto las intervenciones para cualquiera de las dos primeras hipótesis.

El resto de actuaciones son independientes de los niveles alcanzados, variando únicamente la extensión de aplicación.

Recuperación Pozo de Nieve

Se repararán y consolidarán los muros de mampostería interiores y exteriores, liberándolos de añadidos, y recuperando la configuración original de huecos, sus acabados y herrajes.

Restauración Pozo de Nieve | Mejora urbanística sector histórico Arco Nevero Pozo de Nieve Yátova

Actuaciones en el entorno de protección

Se propone la apertura de paso a la parte oeste permitiendo, en vista a su posterior Puesta en Valor, el recorrido alrededor del Bien.

Con carácter de mínimo, se ha previsto el rebaje del terreno hasta la cota teórica de la base del pozo, y el recorrido escalonado hasta alcanzarla.

Esta previsión se concreta en las actuaciones concretas:

  • Muro de contención en linde este y vallado en coronación.
  • Cierre del paso desde parcelas en linde norte.
  • Escalinata de acceso.

Hay que añadir la preparación de la actual parcela donde se sitúa el acceso, desde c/ Pozo de Nieve, para la Puesta en Valor. Estas actuaciones supondrán la recuperación de los muros de mampostería y dotarán al espacio de las condiciones de accesibilidad necesarias.

Restauración entorno Pozo de Nieve | Mejora urbanística sector histórico Arco Nevero Pozo de Nieve Yátova

Propuesta de intervención Arco y entorno c/ del Arco

De traza recta y ancho variable, este tramo de calle produce un ensanchamiento tras sobrepasar el arco y paulatinamente se estrecha hasta mitad de su longitud, punto a partir del que discurren ambas fachadas paralelas.

Las viviendas en el lado sur de la calle tienen su acceso por la calle paralela y sensiblemente más alta, del orden de una planta, por lo que el alzado sur de la c/ Arco está formado por los cierres traseros de las edificaciones auxiliares de las mismas y el corte del terreno que en su día servía de límite y protección del municipio.

Por el contrario, el alzado norte, antaño dedicado a “cuadras” según manifestaciones de los vecinos de la localidad, contiene las fachadas de acceso a varias viviendas, todas ellas en origen partes de una misma unidad y que tras las sucesivas divisiones en el tiempo han configurado el alzado actual.

En el inicio al tramo oeste de la calle se sitúa el Arco, uniendo dos viviendas, desde la planta piso de la primera a la que sirve en la actualidad, hasta la planta baja de la segunda. Consta de una única altura.

Levantamiento fachadas Arco y patologías | Mejora urbanística sector histórico Arco Nevero Pozo de Nieve Yátova

Se soporta sobre dos arcos rebajados en sus dos frentes, perpendiculares al trazado de la calle, presentando actualmente su parte inferior cegada con una capa de hormigón que oculta el forjado formando bóveda.

Se cubre con tejado a dos aguas hacia sus fachadas desde su eje.

Actuaciones de urbanización

Se modificará el acabado del pavimento actual de tal manera que con un pequeño gesto se resalte y dignifique el espacio de aproximación al pozo de nieve, y se dote a la vez de cierta importancia al propio del arco. Con este fin se intercalarán bandas de piedra entre el actual pavimento y se integrarán los elementos contemporáneos.

Urbanización calle Arco | Mejora urbanística sector histórico Arco Nevero Pozo de Nieve Yátova

Entre otras actuaciones se propone la recuperación del acceso original de la vivienda nº 4 o en su defecto su eliminación, y la protección del rincón junto al arco.

Se aprovechará para el soterramiento de las instalaciones y así liberar las fachadas y poder acometer su adecuación ambiental.

Tratamiento de fachadas

Se propone la diferenciación entre fachada de viviendas y muro.

En el lienzo sur (muro) se recuperará el muro de mampostería hasta el punto donde se apoyan las construcciones. Resaltando esta junta se enfatizará el contraste y carácter de cada una de las piezas dotando al plano de cierto interés estético.

Restauración mampostería calle Arco | Mejora urbanística sector histórico Arco Nevero Pozo de Nieve Yátova

Por el contrario, en el lienzo norte se trabajará con el acabado de las fachadas propias de las viviendas. Se dotará al conjunto de unidad estética mediante la eliminación de elementos impropios y unificación de revestimientos. No se prevé la alteración de huecos.

Restauración fachadas calle Arco | Mejora urbanística sector histórico Arco Nevero Pozo de Nieve Yátova

Las carpinterías, con gran variedad de proporciones y materiales, se respetarán con sus actuales características, proponiéndose un tratamiento exterior de recercado con piedra natural y cobertura con malla metálica o persiana de madera en función de su ubicación, sobre mampostería la primera y sobre revoco la segunda.

Renovación y soterramiento de Instalaciones

Se propone el soterramiento de las líneas de suministro eléctrico, alumbrado público y telefonía, a la espera de la propuesta de cableado de telecomunicaciones previsto para el municipio.

Todas las acometidas serán empotradas en muros de fachada.

Se sustituirá el actual alumbrado público por varios puntos de iluminación con una tecnología actual más eficiente, que nos permita la iluminación general del vial así como la iluminación monumental de los elementos a resaltar: arco y mampostería. Se prevé la iluminación desde la fachada norte únicamente, con intención de liberar el muro de mampostería al máximo de otros elementos.

Mejora Paisajística y Puesta en Valor de las Secciones 7 Derecha y 4 Izquierda del Cementerio General de Valencia

Mejora Paisajística y Puesta en Valor de las Secciones 7 Derecha y 4 Izquierda del Cementerio General de Valencia

Figuración 1 | Mejora Paisajística y Puesta en Valor de las Secciones 7ª Derecha y 4ª Izquierda del Cementerio General de Valencia

Arquitecto Director: Salvador Lara Ortega

Promotor: Ayuntamiento de Valencia
Ubicación: Santo Domingo de Guzmán nº 27, 46017 Valencia
Año proyecto: 2016
Área:  7.674,45 m²

Colaboradores:
Néstor Marco Montañana (arquitecto)
Carla Garzó Cerdá (arquitecto)
Carla Herranz Calero (arquitecto)

Emplazamiento

Tras la prohibición de situar en el casco urbano los cementerios de las respectivas parroquias a finales del s. XVIII por Carlos III como medida contra la anterior práctica antihigiénica e insalubre, el arquitecto municipal Cristóbal Sales en colaboración con el también arquitecto y académico Manuel Blasco, proyecta en la Partida del Tell un cementerio municipal de unos 3.200 m² y forma rectangular, iniciándose su construcción el 1805.

En poco menos de medio siglo el cementerio original queda totalmente ocupado, iniciándose una serie de ampliaciones con la incorporación de espacios anejos, que se suceden en el tiempo incorporándose a finales del s. XIX el Patio de las Columnas, la sala de espera y el Patio de las Palmeras ya en los inicios del siglo pasado.

En 1901, tras la ampliación según proyecto de Rafael Alfaro, arquitecto municipal, se anexionan las secciones 5ª y 7ª derecha por el lado norte, 8ª por el oeste, y 6ª y 7ª izquierda por el sur, conformando un nuevo recinto de más de 60.000 m², y llegando al ámbito del Cementerio Civil, independiente del General desde su origen en 1892 hasta que pasa a formar parte del mismo en la sección 4ª.

Desde ese momento, el cementerio ha continuado con su expansión anexando espacios contiguos hasta alcanzar su configuración actual.

Emplazamiento | Mejora Paisajística y Puesta en Valor de las Secciones 7ª Derecha y 4ª Izquierda del Cementerio General de Valencia

Sección 7ª Derecha

Esta ampliación se estructura en un patio central de contorno trapezoidal que alberga los nichos a los que se accede desde camino perimetral, quedando subdividida en su interior mediante dos caminos en cruz formando cuatro praderas.

Estos dos caminos centrales se conciben a modo de paseo arbolado formando en su intersección una pequeña rotonda o replaza donde se ubica un monolito con el escudo heráldico del Ayuntamiento de Valencia.

Los cuartos resultantes se tratan a modo de pradera y contienen es su linde con las calles interiores algunas lápidas de soterramiento que quedan separadas de éstas por una antigua acequia perimetral que hoy alberga el arbolado.

La Concejalía de Cementerios del Ayuntamiento de Valencia, en su publicación de 2009 sobre la visita al Cementerio General de Valencia “Museo del Silencio”, describía así esta particular Sección:

“En sucesivas épocas se abrieron fosas comunes para enterrar a difuntos, según las circunstancias de la muerte y el momento vivido […], sobre todo la guerra civil (1936-39) provocaron este tipo de enterramientos. Actualmente tan sólo se conservan intactos los cuatro cuadros que componen la reivindicada fosa común en la sección 7ª derecha.”

Sección 4ª Izquierda, Cementerio Civil

El antiguo Cementerio Civil fue inaugurado en agosto de 1892 por la aprobación de ley de libre pensamiento. Era independiente del Cementerio General de Valencia. Allí se inhumaron todo tipo de librepensadores, laicos y extranjeros. También se encuentran tumbas hebreas.

Después de la guerra civil este cementerio formó parte de una sección más del “General”, comunicándolo con otras secciones y abriéndose tres puertas más de acceso.

En la citada publicación “Museo del Silencio”, se describía así esta particular Sección:

“Conserva un aire recoleto. Tiene una extensión de 1.222 m². Antiguamente, se accedía al llamado Cementerio Civil a través de la puerta de entrada que ahora no se utiliza. Así, era independiente aunque en la actualidad ha quedado integrado como una sección más del cementerio. En su vestíbulo, hoy sin uso, se halla la siguiente inscripción: “El Ayuntamiento en su sesión del 7 de octubre de 1889 acordó la construcción de este cementerio. Se colocó la primera piedra el 24 de septiembre de 1891. Y se incautó definitivamente el 19 de agosto de 1892.”

En general, se aprecian en este lugar varias sepulturas de fallecidos extranjeros y algunas tumbas de hebreos con la característica estrella de David esculpida sobre las lápidas. Otro detalle curioso es la presencia de una veintena de gatos que reciben al visitante como dueños absolutos del lugar, acogidos al plan de esterilización felina son alimentados con pienso según Acuerdo Convenio entre el Ayuntamiento y la Sociedad Protectora de Animales.

Una de las primeras imágenes que se nos presenta es la extraordinaria lápida de estilo Art Decó en el nicho del periodista Félix Azzati, costeada por suscripción popular.

Frente al túmulo dedicado al poeta y escritor Carmelo Navarro Llombart (Constantí Llombart, 1848-1893), el nicho que acoge los restos del novelista Vicente Blasco lbáñez (1867-1928), universalmente conocido por sus novelas sociales y hondamente descriptivas. La lápida es sencilla, de mármol negro, tan sólo su nombre y una leyenda íntima como testamento de su amor a Valencia. Sus restos fueron repatriados en 1933. Curiosamente, tiene dedicado un panteón a su memoria y a la de sus familiares en la sección contigua, con su busto casi cubierto por las palmeras laterales.

Destaca la tumba de la familia Cañizares, con un hermoso friso con figuras en bajorrelieve, obra juvenil del escultor Silvestre de Edeta. En la tumba de A. Calleja, erigida por “sus amigos”, se halla enterrada Amparo Meliá, esposa de Pablo Iglesias. Al fondo se halla el mausoleo dedicado a Alfredo Calderón. Autor: Francisco Paredes. Maestro de obras: Rafael Moreno. Calderón fue pedagogo y uno de los fundadores de la Institución Libre de Enseñanza. La magnífica figura corpórea desnuda, hecha sobre piedra caliza, representa el momento de dejar grabada la fecha de 1907, junto al relieve con el busto del difunto o la hiedra simbólica.”

Descripción

El lema de la propuesta presentada al concurso de ideas que la Concejalía de Cementerios convocó con el fin de adjudicar el proyecto, “23.661”, aludía al número de personas dispuestas en fosas comunes del Cementerio General que han sido identificadas, todas ellas pertenecientes al periodo comprendido desde el día 1 de abril de 1939 hasta el 31 de diciembre de 1945.
En el Cementerio General yacen fosas destruidas que fueron tapadas con otro tipo de construcciones funerarias como nichos o panteones. Sin señalización de ningún tipo, se construyeron en su momento con un esquema “tipo industrial” en el que aparece una numeración, adosada al perímetro, formada por números y letras conformando una malla reticular.

Coordenada fosas | Mejora Paisajística y Puesta en Valor de las Secciones 7ª Derecha y 4ª Izquierda del Cementerio General de Valencia

De esta manera, el objetivo principal de la propuesta es la puesta en valor y mejora paisajística de las secciones 7ª y 4ª de cementerio, de manera que se habilite un espacio digno, de paz, recuerdo y ofrenda para los familiares.

Puesta en valor: Recuperación de la memoria

La idea fundamental, como se ha comentado anteriormente, es habilitar un espacio de paz y recuerdo, que ofrezca la posibilidad a los familiares de realizar la ofrenda digna. Sin perder de vista, al mismo tiempo, los condicionantes históricos que definieron su fallecimiento. Se pretende recuperar la huella y la memoria de aquellas personas.

Para ello, se crea una pieza tipo, constituida por un marco pétreo de 8 m x 4 m, que se coloca siguiendo una cuadrícula simbólica con aparente desorden en las praderas. La idea es crear un espacio donde los familiares tengan la posibilidad de recordar a sus seres queridos de una manera cercana. Para ello, los 23.661 nombres identificados podrán quedar impresos en la pieza perimetral que agrupa los distintos marcos en cada uno de los cuadros, distribuidos por orden cronológico.

Con todo ello, se reproduce una huella aleatoria que simboliza la incertidumbre vivida en torno a la deslocalización de las víctimas y a la falta de un espacio digno habilitado para el recuerdo y la ofrenda.

Figuración 2 | Mejora Paisajística y Puesta en Valor de las Secciones 7ª Derecha y 4ª Izquierda del Cementerio General de Valencia

Soluciones adoptadas

La iconografía del proyecto se materializa mediante 2 materiales, piedra y acero, sobre un telón de fondo ajardinado. Ambos constituyen la imagen simbólica del conjunto.

La piedra se constituye como el material principal. Es elegido por su atemporalidad, su condición duradera y bajo mantenimiento. Aparece en el elemento tipo marco en forma de piedra artificial (puesta en valor de la pradera), así como en monolito y pavimentos (hormigón).

Por otro lado, el acero se emplea en menor medida y aparece en detalles e inscripciones, como el monolito, rotulaciones, paneles explicativos y señalizaciones verticales del espacio central.

Figuración 3 | Mejora Paisajística y Puesta en Valor de las Secciones 7ª Derecha y 4ª Izquierda del Cementerio General de Valencia

Complejo Socio-Cultural de Sedaví (Valencia)

Complejo Socio-Cultural de Sedaví (Valencia)

Plaza pública | Fase 1 Complejo Sociocultural de Sedaví

Arquitecto Director: Carlos Sánchez Hernández y Salvador Lara Ortega

Promotor: Ayuntamiento de Sedaví
Ubicación: Calle Valencia nº 30-34, 46910 Sedaví (Valencia)
Constructor: UTE Torremar/Bertolín
Año construcción: 2011
Área:  5.421,69 m²

Colaboradores:
Néstor Marco Montañana (arquitecto)
Enrique Marín González (arquitecto técnico)
Gecival (instalaciones)
Consulting de Ingeniería ICA (instalaciones)
DYP Ingeniería (asistencia cimentación)

Planificación

Ocupando la única manzana libre que le queda dentro de su actual suelo urbano, el Ayuntamiento de Sedaví proyecta dotar a la población con un moderno complejo de usos diversos con carácter cultural, administrativo y de servicios varios.

El proyecto se construirá en 3 bloques heterogéneos, aislados y situados sobre un zócalo de 2 sótanos de aparcamiento.

Infografía del conjunto arquitectectónico | Fase 1 Complejo Sociocultural de Sedaví

Fase 1. Plaza pública y sótano para estacionamiento

En esta primera fase subvencionada por el Plan Confianza de la G.V. se desarrolla el estacionamiento subterráneo en dos plantas, que cuenta con 180 plazas de aparcamiento, y se establecen las bases del futuro desarrollo del complejo. De esta manera, se sitúan los núcleos de comunicaciones verticales en previsión de las futuras conexiones con el edificio y plaza pública, y se prevé la estructura para sustentar el edificio.

A espera del desarrollo de las sucesivas fases y hasta la construcción del complejo en su totalidad, se ha adecuado el solar como plaza pública, teniendo en cuenta la situación de las distintas partes del edificio futuro que marcan su huella en la plaza en forma de jardinera.

Plano de la plaza pública y acceso al aparcamiento | Fase 1 Complejo Sociocultural de Sedaví

El bloque intermedio se situará sobre las rampas del aparcamiento y albergará dependencias propias para el Juzgado de Paz y la Policía Municipal.

Para el uso cultural se destinará un bloque trapezoidal que contará con un Salón de Actos y una Biblioteca municipal.

Finalmente un bloque lineal de 6 alturas marcará el gálibo de la edificación y contendrá cafetería y locales para asociaciones culturales y socio-recreativas de esta población de l´Horta Sud, que da un paso hacia la modernidad respecto de su entorno.

Infografía de integración en entorno urbano | Fase 1 Complejo Sociocultural de Sedaví

Parque Científico de Institutos Universitarios de Investigación U.V., Campus de Tarongers, Valencia

Parque Científico de Institutos Universitarios de Investigación U.V., Campus de Tarongers, Valencia

Una manzana en desarrollo para albergar un Parque Científico de Insitutos de Investigación. Se están ejecutando las nuevas instalaciones para el Instituto de Tráfico de la Universidad de Valencia y en proyecto otros varios. El proyecto consta de un bloque lineal de 21 m. de ancho y que ocupa la longitud de toda la manzana. La apuesta tipológica consiste en poder modificar sus fachadas por medido de la sustitución de unos paneles de alumninio con los cambios posibles de la funcionalidad interior. De esta forma se define el mecanismo de evolución futura del edificio a la manera del “Cubo de Rubick”‘.

Restauración del entorno urbano del Santuario de la Santa Faz (Alicante)

Restauración del entorno urbano del Santuario de la Santa Faz (Alicante)

Restauración del entorno urbano del Santuario de la Santa Faz

Arquitectos Directores: Carlos Sánchez Hernández y Salvador Lara Ortega

Promotor: Fundació de la Comunitat Valenciana La Llum de les Imatges
Ubicación: c/ Alberola Canterac, Pl. Luis Foglietti y c/ Mayor, 03599 Santa Faz, Alicante
Constructor: INTERSA
Restauración: CYRESPA
Año construcción: 2006

Colaboradores:
Daniel Entrellardat (arquitecto técnico)

Antecedentes y peculiaridades

La Fundación “La Luz de las Imágenes” estaba llevando a cabo las obras de Acondicionamiento de la Iglesia del Santuario de La Santa Faz de Alicante. La actual “Iglesia Mayor” del conjunto y su camarín iban a ser los espacios para albergar la parte principal de la exposición “La Faz de la Eternidad”. Además, durante el periodo que duraran las obras y la exposición, el culto a la Reliquia y la celebración de los actos litúrgicos se llevarían a cabo en la Capilla adyacente habilitada para tal efecto.

Esta situación y la importante expectativa de afluencia de público que se esperaba que acudiera a visitar la exposición, hizo reflexionar a los promotores del evento, aconsejándoles dignificar el entorno del Santuario. El conjunto de la edificación colindante había asumido mal el paso del tiempo. También las acciones de reforma de algunos propietarios que habían alterado el aspecto original de las construcciones, inclusive su composición arquitectónica.

Así pues, se diseñó una acción complementaria a la actuación de restauración del Santuario estructurada en dos niveles:

  • El Urbano, por medio de la renovación del pavimento e instalaciones de suministro soterradas de la plaza, y
  • El Edilicio que se ocuparía de la intervención rehabilitadora de las fachadas del caserío.

Esta situación le confiere al conjunto una cualidad de actuación unitaria e integral que hasta ahora no había tenido ninguna de las exposiciones anteriores, que se habían limitado a habilitar puntualmente los espacios expositivos o restaurar sus propias fachadas, pero sin afectar al conjunto urbano circundante, ni implicar con ello propiedades ajenas.

La intervención en la vía pública

La Fundación convenió con la Conselleria de Infraestructuras y Transportes, a través de la Dirección General de Arquitectura, la acción urbanística a realizar en el entorno y que afectaría a la calle Alberola Canterac, la plaza Luis Foglietti y la calle Mayor.

La pavimentación, aunque no lo pretendiera directamente, también iba a afectar al caserío, aconsejando su rehabilitación. Esta incidencia supuso dos aspectos fundamentales:

  • Rebaje de niveles de la vía pública, cambio que implicaba la aparición de escalón y desniveles en los puntos de acceso.
  • El soterramiento de las instalaciones urbanas, que obligaba a modificar el cableado de la instalación eléctrica y de telefonía al discurrir vista por las fachadas de estas edificaciones. Este cambio implicaba la creación de nuevas acometidas de estas instalaciones a las viviendas según la normativa vigente, y la modificación de las redes grapadas por las fachadas, por medio de acciones tendentes a su desaparición, empotrándolas en los muros.

Ámbito de actuación

Una vez decidida la actuación, el ámbito de la actuación se centró en el entorno inmediato del Santuario y sus accesos que además coinciden con la parte más histórica del Poblado de la Santa Faz que depende administrativamente del Ayuntamiento de Alicante.

Ámbito de actuación | Restauración del entorno urbano del Santuario de la Santa Faz

Se ocupó de la calle Alberola Canterac, Plaza Luis Foglietti y calle Mayor, incluyendo la edificación situada en la calle Barranquet nº1, que delimita el final de la calle Mayor. O sea 29 casas que se reparten en 32 números de policía.

Criterios de intervención

La idea de la intervención se puede inscribir en lo que sería un “Ejercicio de Restauración Arquitectónica”, en el más directo y elemental sentido del término, que implicaría una estrategia sistemática a través de abordar simultáneamente los frentes constructivo y compositivo, sin alterar el funcional de su destino principal para viviendas:

La rehabilitación constructiva

Que se acometió por medio de la detección de las patologías y su reparación utilizando técnicas tradicionales y de asimilación con la construcción original. Tres problemas nos preocupaban principalmente:

  • Revestimientos de fachada: en los que se apreciaban tratamientos actuales de repintado con pintura plástica: agrietamiento y desprendimientos por humedad y cambios de temperatura.
  • Estanqueidad de las cubiertas: problemas de filtraciones resueltos con lámina autoprotegida dispuesta sobre la teja.
  • Desperfectos en canalones y bajantes de pluviales: rotura de estos elementos, llegando a desaparecer completamente y su sustitución, cada vez más generalizada por PVC.

 La restauración compositiva

Muchas de las casas habían sido alteradas en su aspecto general e incluso en su composición arquitectónica, haciendo difícilmente visible la estructura original y la lectura tipológica de este interesante ejemplo de arquitectura popular del tardo periodo ilustrado, que sorprendentemente nos había llegado sin casi sustituciones por edificaciones contemporáneas.

Nuestra intervención se iba a ocupar de dos acciones principales: eliminar y recuperar.

Eliminación de elementos impropios

Tipológicos: aquellos que modificaban la composición original o que su inserción desvirtuaba la lectura del edificio, como:

  • Alteraciones compositivas: apertura de huecos nuevos y ampliación de huecos existentes.
  • Carpinterías de aluminio y PVC en sustitución de la carpintería tradicional de madera.

No tipológicos: resultado de adiciones tecnológicas o publicitarias cuya inserción resultaba a simple vista rechazable. Eran motivadas esencialmente por:

  • Paso de instalaciones urbanas de alumbrado público y alumbrado monumental de la iglesia.
  • Acometidas de instalaciones particulares.
  • Aditamentos externos, del tipo compresores de aire acondicionado o carteles comerciales.

Recuperar la unidad del conjunto

Para esta cuestión el proyecto apostó por realizar una lectura particular de la composición y restaurarla para recuperar así, a la vista, la unidad original de la fachada. De esta manera se trató de volver a manifestar la lectura compositiva que la Ilustración propuso y que, a su vez, retomó de la arquitectura clásica. Así el proyecto propone recuperar la estructura tríptica formada por el basamento de la planta baja, el cuerpo formado por los pisos intermedios y el remate de cornisa y cubierta.

Esta composición se reforzaba con la diferenciación cromática de sus elementos realizada por medio del recercado de huecos y la aparición de molduras, línea de forjado y cornisa.

Propuesta restauración fachada | Restauración del entorno urbano del Santuario de la Santa Faz

La apuesta más innovadora (y por ello cuestionable) de esta lectura compositiva residía en la aceptación –y con ello consolidación- que hace el proyecto de la idea del basamento de la planta baja como un elemento fundamental de la apuesta tipológica. Esta apuesta crea una distinción de la planta baja con las plantas de los pisos que si bien en algunas de las casas no existió originalmente, en otras sí (su ejemplo más importante está en la casa de la esquina entre Alberola Canterac y PI. Luis Foglietti, que incluso ha ido influyendo en las colindante como el caso de la Plaza de Luis Foglietti nº 5 y 6).

Este hecho ahora se había convertido en una realidad, por medio de los revestimientos sucesivos y la creación de zócalos chapados con cualquier tipo de material (falsas piedras, azulejos decorados, aplacados de porcelánico, etc.), de una estética kitsch y que debía ser solucionado y asimilado en una actuación como la que se pretendía ahora.

Esta extendida situación de revestimientos de planta baja debía ser primeramente asumida por el proyecto como una conquista de los vecinos en su lucha histórica mantenida contra la humedad. Así lo manifestaron en las diferentes reuniones que mantuvimos con ellos para recabar su opinión primero y su aprobación después.

Pero lejos de ser una aparente dificultad, el zócalo también resultó asimilado en la solución del proyecto con un criterio de unidad y buen acabado, que además permitiera integrar las hornacinas y ocultar las múltiples regatas impuestas por las nuevas acometidas de las instalaciones urbanas soterradas.

Quedaba pues elegir el material del basamento que unificara y diera estatuto de dignidad al conjunto. La elección de la piedra se realizó en consonancia con la del Santuario con el que siempre se armonizó el caserío.

El proyecto ensayó también la posibilidad de diseñar un elemento urbano que unificara iconográfica y físicamente la diversidad existente en el alumbrado público, compatibilizándolo con la publicidad. Todo ello inscrito en una pieza metálica a modo de bandera que forma un rectángulo vertical de dimensiones suficientes para contener un cartel y además se adelanta en perpendicular para sostener un punto de luz de fluorescencia que formara un balizamiento de la calle, más como referencia que como alumbrado público.

Por fin la elección de los colores se dejó a criterio de cada uno de los vecinos, que podían elegir de entre una paleta que les suministrábamos procedentes todos de minerales de la cuenca mediterránea (ocres, almagras, tierras, verdes y azules), si bien en el proyecto se plantearon diferentes soluciones que se proponían a los propietarios, como composiciones adecuadas en su combinación entre las diferentes parcelas, con el fin de disminuir los peligros del resultado aleatorio.

Alzado desarrollado del conjunto | Restauración del entorno urbano del Santuario de la Santa Faz

Todas estas pequeñas concesiones, a la vista del resultado, aparentan exitosas. Sobre todo considerando que para iniciar las obras, era condición insoslayable por parte de los Servicios Jurídicos de la Conselleria que se contara con la aprobación por escrito de todos y cada uno de los vecinos implicados por tratarse de una obra a realizar sobre su propiedad.

La compleja mecánica de este proceso se realizó, confeccionando unas fichas individualizadas por cada propietario y propiedad, en la cual se definía el estado actual y las modificaciones que el proyecto establecía sobre su casa, diferenciando entre lo que se consideraban:

  • Acciones generalizadas: esto es, aquellas cuestiones que se definían como política de la intervención, tales como el recercado de huecos, los morteros, el aplacado de piedra o la eliminación de elementos urbanos. Estos aspectos no eran negociables y no se pasaba al siguiente paso si no eran aceptadas estas acciones por el propietario.
  • Acciones particulares: aquellas que se realizaban para esa propiedad en cuestión. Es decir aquellos detalles más personales y que llevaban siempre mayor discusión, tales como la eliminación de la publicidad, el cegado de algún hueco ampliado, la eliminación de los aluminios de ventanas o los compresores del aire acondicionado.
    Aquí la discusión llegaba a cotas más altas. Afortunadamente se acababa congeniando la aprobación del propietario con la condescendiente inversión económica de la Conselleria.

Estas fichas se firmaban por las partes y se incluyeron después en el documento de proyecto. Unas fichas donde los vecinos, la contratista y la administración refrescaban su memoria cada vez que surgía alguna discrepancia a lo largo de las obras, con la frecuencia que ustedes puedan imaginar. De aquellas maratonianas reuniones salió un proyecto de restauración que sin renunciar a ninguno de sus retos arquitectónicos, fuera posible, además de aceptado por todos e incluso realizable en el enloquecido periodo de seis meses que siguió hasta la inauguración de la exposición.

La mayor dificultad que se presentó en la ejecución de las obras fue, como en tantas otras ocasiones, la premura de tiempo y el solapamiento de varias obras simultáneamente en un espacio limitado. Se estaban realizando las obras en el interior de la iglesia a la vez que el pavimentado y urbanización de la Plaza Luis Foglietti, c/ Alberola Canterac y c/ Mayor y las de restauración de las fachadas. En las obras de pavimentado de la plaza se realiza en una primera fase el vaciado de la Plaza Luis Foglietti y c/ Alberola Canterac, recuperando los niveles de referencia que nos determinaba las portadas de la lglesia y claustro lo cual imposibilita por un lado el acopio de materiales y por otro la colocación de los andamios y/o plataformas necesarios para la restauración de las fachadas.

Hasta no tener los niveles definitivos de acabado del pavimento no podíamos determinar el nivel de los acabados de fachada, en particular el nivel del aplacado de plantas bajas. Compaginar estas obras con las distintas empresas adjudicatarias se presentó como una tarea delicada ya que todas, además, contaban con plazos de ejecución muy cortos.

Ejecución directa

Con todo esto las obras en las fachadas se iniciaron en Ia primera semana de enero de 2006. La completa ejecución de las obras nos hubiera llevado una finalización en el entorno de julio de 2006, pero anteriormente a este mes se presentaban dos fechas límites y que condicionaban la ejecución de las obras: el 27 de abril, día de la romería de la Santa Faz y la inauguración de la exposición el 16 de mayo de 2006.

Se establecen tres fases en la obra con el fin de dar cabida a estos dos acontecimientos.

En la primera, un ámbito que abarca exclusivamente las fachadas recayentes a la Plaza Luis Foglietti y como objetivos mínimos a conseguir las obras siguientes:

  • Picado de las fachadas.
  • Enlucido con mortero de cal, incluso los recrecidos propuestos.
  • Colocación del aplacado de mármol en plantas bajas.
  • Pintado de fachadas en diversos colores.
  • Limpieza y pintado de rejas y balcones.
  • Se retiran los elementos de aparatos de aire acondicionado, rótulos. etc.
  • A modo provisional se colocan esterillas de madera para unificar el tratamiento de los huecos de fachada y el cableado que esta grapeado se oculta en una regleta.
  • Retirada de todos los materiales y maquinaria de obra de la zona.

En la segunda fase con un corto espacio de tiempo de tres semanas hasta la inauguración de la exposición se realizan diversas obras de acabados, como son el arreglo de los peldaños de entrada a las viviendas, rejas en balcones y ventanas y se inician los trabajos para la colocación de las bajantes.

La tercera fase consiste en la terminación total de las obras. Inmediatamente después de la inauguración de la exposición se continuó con las obras de pavimentado realizando, en cuanto fue posible la colocación de plataformas, el picado de las fachadas, enlucido de mortero de cal, pintado y colocación de bajantes.

Otro aspecto de la ejecución fue la retirada de las instalaciones urbanas de alumbrado público, acometidas de baja tensión y telefonía, ya que para estas labores era necesario contar con el concurso de las empresas suministradoras. Estas instalaciones han quedado empotradas en las fachadas, debajo del aplacado a la altura del forjado de planta baja.

Alumbrado público, cartelería y acabados| Restauración del entorno urbano del Santuario de la Santa Faz

Se ejecuta la sustitución de toda la carpintería prevista conservando, en la medida de lo posible, los marcos de madera de la carpintería existente y utilizándolos como premarcos para la nueva carpintería, con ello se evita el arrancado de los marcos.

Como se ha mencionado anteriormente todas las actuaciones estaban “pactadas” con los propietarios de antemano y ciertamente esto ha resultado en un buen entendimiento con ellos, siendo los problemas presentados por estos los mínimos y su colaboración ejemplar.

Obras realizadas

  • Recuperación compositiva de fachada
    Se adecua el tamaño de huecos allí donde se ha desvirtuado la estructura tipológica
  • Revestimiento de fachada
    Picado de los revestimientos
    Nuevo revestimiento de fachada con pigmentos naturales de origen mineral
    Mortero de cal
    Pintura al silicato
  • Nuevo zócalo
    Aplacado de piedra caliza
    Hornacina de instalaciones integrada
  • Cubierta
    Eliminación de lámina autoprotegida
    Retejado de las cubiertas con filtraciones
    Reparación de aleros
    Reposición de canalones y bajantes de pluviales, con elementos metálicos vistos
    Adecuación de antepecho en cubiertas planas
  • Carpintería
    Sustitución de las carpinterías impropias por carpintería de madera
    Reparación de las carpinterías deterioradas
    Decapado para eliminar restos de pinturas anteriores
    Reparación de las partes deterioradas, con sellado de fisuras
    Impregnación de productos protectores de insectos y hongos
    Aplicación de productos químicos para su conservación e impermeabilización
    Capa de acabado, elástica y transparente.
  • Cerrajería
    Sustitución de rejas impropias por contraventanas de madera
    Reparación de barandillas de balcones y rejas de ventanas
    Limpieza, para garantizar la adherencia de los productos de protección y acabados y su durabilidad (eliminación de óxidos, polvo, restos ele otras pinturas)
    Restitución con resinas epoxi de partes afectadas por la corrosión
    Recubrimientos inhibidores de corrosión (minio, etc.)
    Pintura de acabado, tipo forja.
  • Instalaciones
    Integración de acometidas de instalaciones: nueva hornacina empotrada en el zócalo para electricidad, agua potable y telefonía
    Reubicación de compresores de aire acondicionado, se retiran estos aparatos de las fachadas, recolocándolos en patios o fachadas posteriores
    Se eliminan los carteles comerciales existentes y se sustituyen por nuevos
  • Alumbrado público
    Se sustituye el existente por nuevos apliques murales
  • Alumbrado monumental de la iglesia
    Sustitución del existente por dos elementos que integran los focos, colocados en el entramado de rejilla

Solar en la plaza de Luis Foglietti, nº1

Dentro del entorno descrito existe una particularidad que merece ser tratada de forma independiente. Se trataba de un solar procedente del derribo de un edificio ubicado junto al convento.

La ausencia de edificación desvirtúa la lectura de la plaza, por lo que se propone la construcción de un cerramiento provisional que complete el plano de fachada. La composición de este cerramiento sigue el sistema de las fachadas de la plaza pero utilizando un lenguaje distinto, de forma que queda integrado en el conjunto.

Provisional | Restauración del entorno urbano del Santuario de la Santa Faz

Este elemento estará compuesto por:

  • Estructura autoportante
  • Cerramiento de paneles fenólicos, con una puerta del mismo material
  • Remate superior de rejilla metálica
  • Pasarelas interiores de mantenimiento
  • Escaleras de acceso a las pasarelas

Así mismo, esta estructura sirve de apoyo a los focos del alumbrado monumental de la iglesia, que se colocan en el entramado de rejilla superior.